sábado, 5 de agosto de 2017

DICCIONARIO BRITT: EL TRUCO DEL ALMENDRUCO.

EL TRUCO DEL ALMENDRUCO

¿En qué consiste este truco? Es un recurso pobre y engañoso que utilizan algunos escritores que no saben manejar el suspense dentro de la narración. Necesitan engañar al lector para crear misterio y suspense. ¿Cómo lo hacen? Engañando al lector, ocultándole información que luego por sorpresa desvelan por arte de magia.

martes, 11 de julio de 2017

LEER TRANSVERSALMENTE.

LEER TRANSVERSALMENTE

Es decir, leer no solo lo que nos interesa como lectores puros o lectores escritores sino todo aquello que esté a nuestro alcance, aporta dos ventajas:
-alienta la curiosidad.
-Enriquece el trabajo del escritor.
Si se eligen las lecturas solo por razones de estilo o del formato en el que se quiere prevalecer, se estará contribuyendo a la literatura de género en su vertiente más degradada.
¿Por qué los escritores de novela negra compadecen una y otra vez para defender que su género "no tiene nada que ver" al resto? ¿Cuál es ese resto?
El "resto" son aquellas obras que no encajan dentro de los criterios elegidos para calificar la novela negra, ese mundo en el que los autores inventan e imponen sus propias reglas y someten el estilo al género. Por supuesto, un autor que adore la novela negra haría bien en leer toda la obra de Dashiell Hammett, ya que es uno de sus fundadores, pero ¿por qué debería detenerse ahí? ¿Qué llevó a Hammett a decidirse por la novela negra como estilo? ¿Por qué razón social, política o económica los estadounidenses de la década de los veinte preferían acudir a un detective privado en vez de a la policía? Con un poco de curiosidad, el escritor o el lector se topará con libros de historia que hablen del crack del 29, con la desconfianza de los ciudadanos hacia las instituciones públicas, con la Ley Seca... No resultará fácil urdir algo mínimamente original o entretenido si todas las lecturas solo han sido novelas negras norteamericanas de los años sesenta.
Por lo tanto, en la condición de lector-escritor, hay que procurar que las lecturas no solo sean activas, sino también transversales.

lunes, 10 de julio de 2017

GLOSARIO TÉCNICO: EL LECTOR PURO Y EL LECTOR ESCRITOR.


Hay dos razas de lectores: el lector puro y el lector escritor.
El lector puro accede a la lectura por placer, por curiosidad o conocimiento.
El lector escritor, quien, además de leer con pasión, es capaz de ver, explicar y reproducir el porqué de su gusto.

domingo, 9 de julio de 2017

MANIFIESTO A FAVOR DE LA LECTURA ACTIVA Y ARQUEOLÓGICA.

                                                                     No existen métodos de lectura adecuados o inadecuados.
La lectura es una experiencia introspectiva y personal, en que las emociones, el conocimiento y los hábitos se conjugan para dar sentido a un libro. Sin embargo, a la hora de acercarnos a un texto debemos encontrar un equilibrio en estas tres formas de mirar, evaluar y observar una obra:
1- De forma emocional.
2- De forma intelectual.
3- De estatus.
Muchos creen que el método de la lectura activa y arqueológica mata el gusto por la lectura, pero eso no es cierto. Más bien se adquiere un gusto personal y especial más certero por las lecturas que escogemos y se experimenta con total plenitud una obra. Si nuestro criterio a la hora de evaluar es solo uno de entre estos tres, corremos el riesgo de convertirnos en un lector monolítico.
Observar conscientemente cómo un novelista desarrolla su historia o admirar la arquitectura de una obra no le resta placer a la lectura.
El escritor es el arquitecto de esas vidas, de esos escenarios, de esas historias...
Leer es vivir lo ya vivido pero también es la posibilidad de existir en otras vidas que nunca habitaremos y que nunca existieron.
Los escritores construyen realidades que se materializan cuando se leen. Y no necesitan haberlas vivido. Proust escribió los ocho tomos de En busca del tiempo perdido (1908-1922) postrado en una cama.
El filósofo alemán Kant viajó muy pocas veces más allá de su natal königsberg, y sin embargo sus teorías modificaron el curso del pensamiento moderno.
¿De dónde obtenían estos escritores su inspiración, la riqueza de su vocabulario y la profundidad de sus reflexiones? De la lectura arqueológica: profundizando en las capas de otras obras.
El lector arqueológico también puede acceder a esas capas para disfrutar del pensamiento del constructor de la historia.
No se trata de encontrar la verdad en los libros, sino modos de aproximarse a ella.

CONCLUSIÓN: 

Cada lectura activa y arqueológica que emprendamos será la llave que nos permitirá acceder a capas cada vez más profundas de un texto. De esa forma, una lectura no será una única lectura, sino múltiples. Y además, basarse en la sola forma personal como criterio para analizar una obra (me gusta o no me gusta tal libro), no genera debate, más bien lo anula, ya que no se puede rebatir ese argumento porque queda en manos de la subjetividad de cada lector.

lunes, 26 de junio de 2017

GLOSARIO TÉCNICO: EL RESUMEN.

EL RESUMEN: NARRAR "EN DIFERIDO"

Otra forma de lograr que el tiempo del relato sea menor que el tiempo de la historia es el resumen. Con el resumen el escritor condensa una parte de la historia de una secuencia breve. Normalmente se utiliza cuando los hechos a los que se aluden no tienen una importancia central, por lo que basta con exponerlos de forma abreviada.

Ejemplo:
En realidad en aquellos tiempos no nos encontrábamos ni a la hora de comer: al padre, la comida -como si trabajara aún fuera de casa, con los mineros o en las zanjas de los torrentes- se la llevaron al taller en una tartera de hojalata cerrada; la madre iba picando mientras cocinaba junto al fogón; la hermana, como correspondía a una "perturbada", comía de una escudilla, con una cuchara, sentada en el escalón de la puerta, y yo comía por donde iba o allí donde me encontraba.
Peter Handke, La repetición.

Aquí se ha contado en pocas líneas lo que en realidad sucedió repetidamente durante semanas, incluso meses. Es como si se narrara "en diferido", sin entrar en detalles, escogiendo solo la información básica que necesita transmitir al lector.

domingo, 25 de junio de 2017

GLOSARIO TÉCNICO: LA ELIPSIS IMPLÍCITA.

LA ELIPSIS IMPLÍCITA

Cuando no aparece en el texto literario una referencia directa al paso del tiempo. No se recurre a "dos semanas después" o a "siete años más tarde".
El lector deberá deducir de la propia acción del relato que se ha obviado parte de la historia y que está en un salto temporal.

GLOSARIO TÉCNICO: LA ELIPSIS EXPLÍCITA.

LA ELIPSIS EXPLÍCITA

El texto literario indica de forma expresa que ha pasado cierto tiempo: "siete años" o "dos meses".

GLOSARIO TÉCNICO: LA ELIPSIS.

LA ELIPSIS

Conocemos la elipsis gramatical:
nombre femenino
  1. 1.
    Supresión de una o más palabras de una frase que, desde un punto de vista gramatical, deberían estar presentes pero sin las cuales se comprende perfectamente el sentido de la frase.
  2. Pero vamos a tratar la elipsis como técnica narrativa.
  3. La elipsis supone una eliminación, en el relato, de una parte de la historia: lo que decidimos no contar.
  4. Por lo común, un texto literario está plagado de elipsis, que pueden abarcar desde periodos de tiempo muy cortos hasta lapsus de meses, años o siglos. ¿Los motivos? Hechos que no revisten importancia, decidir no contarlo en ese momento porque espera el autor una ocasión más adecuada, más adelante, o porque se deja que al lector la tarea de reconstruir los acontecimientos con los indicios que le hayan dejado.
  5. Existen dos tipos de elipsis: la explícita y la implícita.
  6. Elipsis explícita: el texto indica de forma expresa que ha pasado cierto tiempo. Por ejemplo: pasaron siete años, después de meses...
  7. Elipsis implícita: cuando no aparece en el texto una referencia directa. El lector deberá deducir de la propia acción del relato que se ha obviado parte de la historia y que está en un salto temporal.

sábado, 24 de junio de 2017

GLOSARIO TÉCNICO: EL LECTOR MONOLÍTICO.

EL LECTOR MONOLÍTICO

Hay tres maneras de acercarse a un texto que imprimirán un carácter diferente a la lectura:
1- de forma emocional.
2- De manera intelectual.
3- De estatus.
Todas las intenciones detalladas son legítimas y ninguna es más plausible que otra. Hemos de encontrar un equilibrio entre ellas para experimentar con total plenitud el ritual de la lectura.
Si nuestro criterio siempre es uno solo de entre estos tres, corremos el riesgo de convertirnos en un lector monolítico: aquel que solo se fascina ante las novedades, el que solo lee clásicos, el que solo lee obras relacionadas con su profesión...

lunes, 12 de junio de 2017

TÉCNICAS NARRATIVAS: AUSENCIA DE NARRADOR.

LA AUSENCIA DE NARRADOR

En directo y sin filtros. La ausencia total de voz conlleva que el lector entre sin intermediarios en el mundo de la novela. Y más que confusión por la ausencia de referencias sobre quién habla en cada momento, la sensación sutilmente predominante es la que los personajes van fusionándose mientras su relación se va estrechando.
La fuerza de estás novelas se fundamentan en su formato entre cinematográfico y teatral, puesto al servicio de la narrativa de ficción en prosa. El peso de la narrativa se carga en los diálogos y en presentar la documentación sin filtros, pero ojo, no confundir con el narrador cámara.
El lector se siente observador privilegiado de la evolución emocional de los personajes, de su creciente intimidad.
Como ejemplo está la novela de Manuel Puig: El beso de la mujer araña (1976). Es la historia de dos hombres encarcelados, el uno por su homosexualidad y el otro por sus ideas políticas, en una misma celda. Se trata de un diálogo interrumpido en cinco ocasiones por dos informes policiales y tres entrevistas de uno de los personajes con el director de la prisión.
Se trata de una innovación mediante la voz narrativa.