sábado, 21 de enero de 2017

ENTREVISTA A MARÍA ORUÑA.

Advertencia: todo parecido con la realidad es puritita casualidad y cosa de tu imaginación (si crees lo contrario, ve al mediquito del coco, tienes un problema gordo). Abstenerse los que carecen de sentido del humor y los que se toman la vida muy en serio.

Aquí me tenéis, esperando a una escritora gallega que ha venido a Lleida a desayunar con una de las chicas Britt: la más simpática y pelirroja. Entretanto, espero en la biblioteca de mi hogar junto a la chimenea con el crepitar de los troncos ardiendo (es una metáfora, más bien es un radiador de gas natural ardiendo, pero echadle imaginación).
María Oruña llega puntual. Viene con unos zapatos de tacón de "Manuela Kani", un traje de Diormio y bolso de Cuchi.
Nos damos los dos besos de rigor y nos acomodamos en las butacas. Rosalía nos trae café y unas pastas danesas, de esas que te ponen el pandero tan danes que necesitas hacer sentadillas varios meses seguidos. Comienzan las preguntas a María mientras suena de fondo una canción de su nueva novela: Bonfire heart... deis lichu, lola cos lichu, pipul los cost, jacson, deis lis kis lichulola cor gfajar...
-María, ¿esperas un gran éxito con tu nueva novela Donde quieres ir?
-Gracias por tu invitación, Martina, pero la novela se titula: Un lugar a donde ir.
-Querida, puedes llamarme Tina. No perdamos tiempo en detalles y háblanos de qué va tu libro.
-Verás, Tina...
-Antes de que te pongas en plan Umbral, es momento de la publicidad. Enseguida estoy contigo, querida María.

Publicidad:
¿Tu vida social se ha ido al garete por culpa de unos gases insanos, unos vientos poco frescos? ¿Tu pareja lleva una pinza de tender la ropa en la nariz cada vez que te ve? Aeropet muy Forte alivia de forma súbita ese problema. Instrucciones de uso: a ser posible, tras la toma, dirigirse a un descampado. Vigilar que no haya niños (los niños tienden a chivarse de todo y a gritar a los cuatro vientos el estruendo que has provocado) ni ancianos con el olfato fino. Si hay gente con problemas de audición mejor. Procurar que no haya centrales nucleares en la zona.








-Bien, María, entonces, ¿qué nos cuentas de la trama?
-Tina, la trama es algo...
-Se te ha enfriado el café, Mariquilla. ¡Esto no lo puedo consentir! Ahora mismo Rosalía te lo calienta.
-No importa, deja que te cuente de qué va la novela.
-Claro, querida, habla de ¿Por qué quieres ir allí?
-¿Cómo? Yo no quiero ir a ningún lado, Tina.
-¿Y por qué has titulado así la novela?
-Es que se titula Un lugar a donde ir.
-Pues eso he dicho, Maruchi, que me vuelves loca.
(Suspiro profundo de María Oruña, ha pasado un ángel, bueno, era Rosalía que baja la temperatura del radiador-chimenea que vamos a acabar asadas como gallinas)
-Un Lugar a donde ir es una historia...
-Siento interrumpirte, Mariquilla, pero nos patrocinan gratis esta entrada y tengo que dar paso a la publicidad. Luego me sigues contando la trama de "Por qué hay que ir allí."



-Interesantes consejos. Vamos a la novela, Maruchi, que te me encantas con una mosca. Y hazme el favor de comer galletas que no voy a ser yo la única a la que le engorde el trasero.
-Bueno, pues ya me he resignado a que le cambies el título a la novela, Tina.
-Mujer, eso eres tú, que me has dado tres títulos distintos. Ya, ya, entiendo, el secretismo, pero nos vas a volver chaladitos a los lectores.
-Pues déjame que te explique...
-Ainssss me encantaría, pero va a ser imposible. Se nos acabó el tiempo, Maruchi. Otro día vienes y nos lo cuentas.
María Oruña se ha ido del hogar de las chicas Britt. Creo que está muy contenta con la entrevista que le he hecho y así se lo digo a Rosalía.
-María está encantada, cariño.
-No me lo ha parecido, pelirroja.
-¿Por qué dices eso?
-No sé, será por el portazo que ha dado al irse y que ha bajado los cinco pisos corriendo con tacones sin coger el ascensor.
-Ainsss tu siempre tan negativa, viendo conspiraciones donde no las hay. Te voy a llamar "conspiranoica." La chica quería hacer ejercicio.